miércoles, mayo 25, 2005

Tardes primaverales

Después de unos días sin postear por aquí estoy de nuevo. Esta vez hablaré de algo que he hecho estás dos últimas tardes y que lo considero un lujo. Eso sí, es un lujo que me salió barato en cuanto a dinero, aunque lo que hay que tener es tiempo para hacerlo.
Después de hacer lo que tenía que hacer y viendo que tenía la tarde libre me he ido a dar una vuelta a un parque que está a cinco minutos de mi casa.
Una vez allí me busqué un sitio apartado, con cesped y con una vista espectacular sobre el Atlántico. Con la compañía del rumor de la olas pasé una media hora, relajado y tomando este sol maravilloso de mayo que por aquí al menos no molesta tanto como el de una tarde de julio.
El año pasado por estas fecha también me iba a dar una vuelta por ese parque, a veces acompañado de un buen libro.
Cuando llegas a casa lo haces relajado y yo creo que hasta se duerme mejor.

1 comentario:

Bergeronnette dijo...

Es un lujazo el poder disfrutar de tiempo libre, y poder encontrar sitios tranquilos.