viernes, mayo 27, 2005

Comprando algo

Ayer por la tarde me fui a comprar un par de pantalones porque el verano ya está aquí y no iba a seguir usando la ropa de invierno.
El caso es que me compré un par de ellos, de los más sencillos y me sorprendió el precio que tuve que pagar. En total fueron 50€, y teniendo en cuenta que eran unos pantalones sencillitos, me parecieron caros.
Es que desde que vino el euro el precio de las cosas se ha multiplicado por no sé cuanto.
Antes con 500 pesetas podías hacer muchas cosas pero con el equivalente en euros (3€) puedes tomar un café y comprar el periódico pero casi no te quedará más dinero.
El caso es que lo que no ha variado son nuestros sueldos, siguen siendo igual de ridículos que cuando nos pagaban en pesetas.

1 comentario:

Bergeronnette dijo...

Ahí estamos! Tienes toda la razón, todo sube menos los sueldos! Pero claro, los que saben de esto no quieren darse cuenta. Como si fuera normal tener que trabajar 8 horas en un sitio y luego hacer trabajillos para sacarte algo, y poder llegar a fin de mes.