miércoles, noviembre 30, 2005

Saludos del desaparecido

Por aquí estoy de nuevo para contaros algunas cosas. En realidad no hago gran cosa que no sea trabajar y estar en casa el resto del tiempo.
El cansancio ya es parte esencial del día a día, pero más que un cansancio físico (que existe) es un cansancio mental. He comprobado que los días no acaban como antes al llegar a casa sino que sigue y sigue y después de una ligera pausa por la noche (interrumpida varias veces), vuelve a empezar.
Además el fin de semana, como el tiempo no está siendo muy bueno, apenas salimos y estábamos acostumbrados a andar bastante, pasear junto al mar, hacer fotos...
Pero bueno, además de esto, estamos muy bien y el bebé ya pesaba la semana pasada 3 kilos 700 gramos, seguro que esta semana ya pesa algunos gramos más.
A ver si tengo tiempo y subo alguna foto más para que veáis el cambio que ha ido experimentando este mes (por cierto cumplió 1 mes el domingo).

3 comentarios:

Bergeronnette dijo...

Hola!!

Que alegría volver a leerte!
Me alegro que el pequeño siga creciendo, y haciéndoos felices, aunque el cansancio aparezca :)

Paola dijo...

Hola Dani... ya creo que a de ser pesado el tener un recien nacido en casa, de seguro cambio muchisimo de cuando nacio a su primer mes... luego nos pasa su foto.

Cuidese, besitos

synn dijo...

Ante todo ese cansancio, paciencia, es lo único que queda. Llegará un momento en que Iago duerma del tirón y puedas descansar algo más.

Besitos!